Historia de las fiestas y origen de Celedón

2012n Andre Maria Zuriari egindako agurra
2012n Andre Maria Zuriari egindako agurra lore-sortaren eskaintzan

Celedón, símbolo de las fiestas

Celedón es la personificación del aldeano alavés. Calado con boina y vestido con una blusa típica, acompañado siempre por el paraguas (no sea que luego llueva) sea ubicado por los historiadores en diversos ambientes.

La bajada de Celedón fue una ocurrenciade un grupo de vitorianos que data del año 1957  deseosos de ofrecer a las fiestas de su ciudad un sello particular. Crearon el descenso del personaje estableciendo una analogía entre el muñeco y los campesinos de la provincia que se acercaban a la ciudad para celebrar las fiestas.

La tradición afirma que nació en Zalduendo, un pequeño pueblo de Álava que en su día le dedicó una fuente de la que, por fiestas, mana vino. Se dice de él, que se llamaba Juan Celedonio de Anzola. Otros investigadores apuntan que Celedón fue un brigadier del Ejército carlista, nacido en Andagoya, cuyo nombre era Celedón Aguiluz.

Desde que se creó el personaje de Celedón en 1957, cuatro personas han personificado el personaje de leyenda: José Luis Isasi, que ostentó el título durante 22 años, Enrique Oribe, que le sustituyó en 1976, Iñaki Landa, que encarnó al aldeano de Zalduondo desde 1980 hasta el 2000, y Gorka Ortiz de Urbina que debutó como Celedón en 2001 y que aun sigue en activo.

Historia de las fiestas

El origen de las fiestas de la Virgen Blanca se remonta a tiempos muy lejanos, mucho antes de que fuera la patrona de la ciudad. Hasta 1883 se celebraban unos actos bajo la denominación de “Fiestas de Vitoria” que se desarrollaban durante la primera semana de septiembre.

A partir del año siguiente pasaron a celebrarse en agosto, tras un acuerdo municipal en el que se decidió que las fiestas fueran en honor de la Virgen Blanca, cuya festividad era el día 5 de agosto.

Ya en 1953 la Corporación municipal estableció el calendario festivo tal y como se conoce hoy en día.